DirecciónProvincialEstadística

Metodología

El análisis de la Distribución del Ingreso es el estudio de cómo está repartido el producto entre los integrantes de un área específica.

La manera usual de evaluar la desigualdad en la distribución del ingreso es mediante alguna medida resumen calculada en base a información del ingreso per cápita familiar proveniente de la EPH.

Los deciles de ingreso per cápita familiar son determinados a partir del ordenamiento en forma ascendente del total de individuos con ingresos mayores a cero, declarados de forma completa, en función del valor de su ingreso per cápita. Estos individuos son distribuidos en diez grupos de igual tamaño. De esta forma, el primer decil representa al 10% de la población de menor ingreso per cápita familiar mientras que el último decil constituye el 10% de la población con mayor ingreso per cápita familiar. Permitiendo así su posterior comparación.

Otra variable muy utilizada para medir la distribución del ingreso es el coeficiente de Gini el cual mide cuán distante se encuentra una distribución de ingresos dada de una distribución idealmente perfecta (todos aportan lo mismo al ingreso total). Cuanto mayor es el valor de este coeficiente, mayor es la distancia entre ambas, y por lo tanto el grado de desigualdad es más importante.

Para la medición de la distribución del ingreso se utiliza el ingreso per cápita familiar (relevado por la EPH) al cual se llega dividiendo el ingreso total familiar por la totalidad de los componentes del hogar, incluyendo el servicio doméstico que vive en el hogar. En caso en que uno de los miembros del hogar no responda el monto, para el cálculo de los deciles ese hogar será considerado como "Ingreso parcial o no sabe".

El ingreso total familiar se calcula sumando los ingresos individuales totales de todos los componentes del hogar (la EPH continua no considera al servicio doméstico con cama adentro como un integrante del hogar como solía hacerlo la EPH puntual). 

Periodicidad de los resultados

La EPH continua presenta resultados cuatro veces por año, referidos a trimestres, en lugar de las dos ondas anuales a las que se refería la anterior EPH. La Reformulación de la EPH consideró distintos dominios de estimación, teniendo en cuenta que dominio es cualquier subdivisión de la población acerca de la cual se puede dar información numérica de precisión conocida (ONU, 1950). Para totales, regiones, y aquellos aglomerados, para los cuales el tamaño de muestra así lo permita, se darán estimaciones trimestrales.