Hacienda y Finanzas | Dirección Provincial de Estadística

tapapobrezaINCIDENCIA DE LA POBREZA Y DE LA INDIGENCIA. TOTAL 6 AGLOMERADOS PROVINCIA DE BUENOS AIRES - Primer semestre de 2020

La situación de emergencia generada por la pandemia del COVID-19 se vio reflejada en los datos presentados aquí, correspondientes al primer semestre de 2020. El relevamiento de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) durante el segundo trimestre del año se realizó en el contexto de “aislamiento social, preventivo y obligatorio” (ASPO).1
El 35,9% de los hogares de los 6 aglomerados urbanos de la provincia de Buenos Aires se ubican bajo la línea de pobreza, concentrando en ellos al 46,1% de la población.
Por su parte el 10,3% de los hogares se encuentra bajo la línea de indigencia, en los cuales habitan el 13,0% las personas de la provincia.
En los aglomerados de Buenos Aires habitan bajo la línea de pobreza, 6.680.015 de personas en 1.653.137 hogares que no alcanzan a costear la Canasta Básica Total (CBT) y 1.890.719 lo hacen en 476.054 hogares que no alcanza el presupuesto mínimo de la Canasta Básica de Alimentos (CBA)2.
Del total nacional, el 57,2% y el 63,1% de las personas bajo la línea de pobreza e indigencia respectivamente se encuentran en la provincia de Buenos Aires.
 En comparación al semestre anterior, los indicadores mostraron un aumento de la pobreza y la indigencia de 7,2 p.p. y 2,4 p.p. en las personas y de 5,9 p.p. y 2,4 p.p. en los hogares respectivamente.
A partir del 2° semestre de 2017, la evolución de ambos indicadores (pobreza e indigencia), vislumbra un escenario de fuerte deterioro en los ingresos de los bonaerenses, sobre todo de aquellos que experimentan las situaciones de mayor vulnerabilidad: la tasa de indigencia muestra para el periodo consignado un aumento de casi 7,3 puntos porcentuales (p.p.), representando un aumento de 1.087.660 personas indigentes.
Si se identifican, dentro del universo de la pobreza, a los pobres no indigentes, los datos acompañan la misma tendencia: un aumento de 10,2 puntos porcentuales (p.p.), representando un aumento de 1.584.158 personas pobres no indigentes.